domingo, 27 de enero de 2008

Mi 2da Primera Vez

Despues de haberles narrado mi Primera vez olvidé comentarles que del tipo no supe más...
Solo que despues de aquél fatídico 11-A, pasó a ser un perseguido político y pretendía llevarme a vivir al país IMPERIALISTA (entiéndase los EEUU) para hacer una nueva vida, pero OJO, no junto a mi nada más... y digo nada más por que el Hombre se mudó con su ex esposa, su hijo y por si fuera poco con su actual mujer... Caramba!!! Que carajo iba a hacer yo allá??? Aun me pregunto... cuidarle el chamito, hablar paja con la ex esposa o darle tips a la novia (actual esposa) de como cojerse bien a un tipo siendo Virgen y que no te crean???
Bueno... pasó el tiempo y yo evitaba crearme aquél trauma que el hombre sembró en mi al no creerme que era virgen...
Y como siempre, todas tenemos una amiga con quien compartimos ese tipo de vivencias y hasta nos apoyamos entre si, por que para esas cosas si servimos las mujeres (en el caso de los hombres eso se llama ser Cabron... y yo aun ando buscando la palabra perfecta en el caso de las mujeres, pero en fin, vendría siendo la misma paja). Lo que si no me había percatado es que mi amiga (la cual llamaré Francis en este relato) cada vez se interesaba mas por mi vida personal y entre cuentos y cuentos de mujeres pues siempre surgía un interés adicional que para mi inocencia yo desconocía.
Todo comenzó en un concierto en la ciudad Capital... el famoso POP FESTIVAL donde se presentaría esa noche Alanis Morrisete y NO DOUBT, y entre unas que otras cervezas pues nos sentamos a contemplar el concierto observando fijamente a Gwen Stefani y surgió la pregunta de las mil lochas "Besarias a una mujer?"...
Yo por inocente (Y digo inocente por que la palabra pendeja significa otra cosa) y luego de unos segundos callada, respondí que SI pero con la duda en mi mente (La habré cagado o no?), me sonreí y deje pasar el momento creyendo que a la Francis se le olvidaría ese instante en que respondi afirmativamente su pregunta. Pero no fue así, terminado el concierto subimos al Bus y volvió a recordarme la pregunta pero esta vez de manera muy interesada y exigiendome acciones... Recuerdo que jamas pensé en salir corriendo, creo que la curiosidad de saber que se sentiría podía mas que esa timidez que me caracteriza. Fue como mi primer beso... lo primero que pude sentir fueron sus labios y su lengua muy suave... la gran diferencia de los besos con un hombre y de los besos con una mujer definitivamente es la lengua y los labios... La suavidad que hay en ese musculo es indescriptible...
Al día siguiente comenzó una Historia digna de contar... de Terror para algunos, de ladilla para otros, lo cierto es que las lesbianas tienen algo de obsesión cuando quieren algo... y bueno, yo despues de haberla cagado con ese beso no podía escapar de una de esas obsesiones.
Dios... si los hombres fueran o pensaran como esa mujer, les aseguro que nunca les montarían cacho... Siempre pensé que esa mujer sería el hombre perfecto... lastima que la naturaleza se equivocó en colocarla en un cuerpo perfecto, por que eso si tenía la Francis, las clases de Spinning la tenían en la linea... y no crean que la chica parecía un hombre, no, todo lo contrario, atraía mas a los hombres aun... era una Mujer en todos los palitos.
Entre tantas invitadas al cine, a tomar cafe, regalos, bombones, detalles y demás... yo siempre intenté hacerme la idea de que solo eramos amigas y así se lo hacía entender, hasta que un día despues de estudiar para un examen final en su casa nos quedamos dormidas en la sala y pues pasó lo que tenia que pasar... Algo indescriptible... Mi primer orgasmo con ropa... SIIIIII, con ropa, algo inedito, entre besos y tantas caricias nunca me dejaba quitar la ropa o por lo menos los jeans, pero era tan alto el estado de excitación y el roce de los pantalones que solo pude sentir algo que explotaba dentro de mi...
A partir de ese día nacieron todas mis historias de sexo oral, de homosexualismo, bisexualismo, liberalismo, homofobia, narcisismo y demás... Pero no me arrepiento...
Esa Chama si que me enseñó a ser lo que ahora (Hoy por Hoy) soy...
A partir de ese día dejé de ser virgen (mentalmente), sin contar las veces posteriores en donde nuestras relaciones eran compartidas con un vibrador el cual acordamos bautizar con el nombre de Diego y del cual a la quinta sesion fue quien rompio mi tan apreciado Himen Complaciente y por fin me alejo de aquella especie en extinción.
Y bueno... Sí... Sí me enamoré... que esperaban??? La Francis hacía lo que ningun hombre en 24 años de mi vida había hecho.. y eso era hacerme sentir mujer... tan sencillo como eso...

2 comentarios:

Jeanfreddy El Irresponsable dijo...

Esta historia tiene sus lugares comunes pero se respeta por ser tu experiencia personal. No entiendo la insistencia de algunas mujeres que tienen experiencias lésbicas en decir siempre eso: mi amiga sería el hombre perfecto. Lo digo porque tal cosa no existe, las mentes no funcionan igual, y nunca sucedería, deben entender que es lo mismo por lo que dos carajos se hacen tan panas que hasta dejan a la novia botada por salir juntos. En todo caso, entiendo que te enamoraras y que hasta lo compararas con la falta de tacto de algunos hombres, pero es importante tener claro que es natural sentir eso pues se cumplen fantasías románticas pero lejos de eso, una mujer no te podrá dar -a menos que seas lesbiana o bi- la seguridad emocional, familiar y social que al mismo tiempo desearías en una pareja, pero eso seguro ya lo tiene claro y eres además, una tigresa en la cama, jajaja.

Eleia dijo...

Se respeta tu opinion,y es muy cierto, hay algo que la mujer no te puede dar y es una seguridad que no se puede definir, no solo emocional, si no en otro sentido... el hombre siempre será hombre... ahora, debo experimentar con un hombre Bi pa ver si ese es el que da en el clavo jajajajaja